11 de noviembre de 2020 | Manuel Villegas Ruiz

Hablemos claro

Nuestra Lengua tan rica en refranes, creo que no tiene parangón con otra cualquiera, y si no que se lo pregunten a Sancho, quien le traía la cabeza loca al buen Quijote, pues los sacaba a relucir a tiempo y a destiempo y tenía su jergón lleno de ellos que utilizaba en todo momento.
Tenemos uno que no les puede venir más a propósito a catalanes y vascos. Es el que reza así: “Niño que no llora, teta no mama”. Quiere decir que si el mamón (que nadie se ofenda porque use esta palabra, pues según el DIRAE significa:
“Que mama mucho, o más tiempo del regular”, que no cesa en sus llantinas, berreos y vociferaciones, y no se calmará, y aun así continuará rezongando, hasta que la madre le introduzca la teta en la boca de la que no parará de chupar hasta que la deje sin gota de leche.
Esto es lo que no terminan de hacer catalanes y vascos. España, la madre común de todos los españoles, como no dejan de pedir, exigir y reclamar unos ambicionados derechos a los que no tienen fundamento ni base histórica a los que acogerse, para que no berreen les mete la teta en la boca, a ver si así logra callarlos. Esta teta son prebendas privilegios y concesiones de todo tipo para que se callen y no creen problemas; pero esos beneficios de los que se aprovechan van en detrimento del resto de las regiones de España.
Analicemos por partes las prerrogativas a las que dicen tener derecho, comenzando por los catalanes. Por no extendernos mucho en la Historia Diremos que lo que hoy constituye Cataluña se inició con la conquista carolingia que se empezó en el año 759, cuando los francos de allende los Pirineos sitiaron Narbona y, tras un asedio de siete años, proclamaron el fin de este valiato de Narbona.
A partir de ahí, sacudido el yugo francés, se formaron los siguientes condados, que no reinos: Pamplona, Aragón, Sobrarbe, Ribagorza, Pallars, Urgel, Cerdaña, Berga, Osona, Barcelona, Gerona, Besalú, Ampurias, Perelada, Rosellón, Vallespir y Confient que prestaron vasallaje durante mucho tiempo a los reyes franceses.
Con el correr del tiempo Aragón se convirtió en reino, del que dependían el resto de los condados catalanes. Y también Pamplona se constituyó en el reino de Navarra, hasta que fue incorporada a Castila, tras la invasión de Fernando el Católico, en 1512.
Queremos decir con esto, que jamás, en ningún momento, Cataluña ha gozado de independencia, pues primero formaba parte de la Marca Hispánica y con posterioridad fue un condado más del reino de Aragón, así que no tiene algún título que la avale y le dé derecho a una utópica independencia. Los que tal pretenden, bien son una caterva de ignorantes que hablan sobre lo que desconocen, bien una recua de aprovechados engañabobos que solo buscan su bien particular enredando a una pandilla de ignaros que desconocen totalmente la Historia.
El caso de las Vascongadas no ha llegado ni a eso siquiera. Han sido una serie de caseríos dispersos, agrupados en tres provincias, cuya extensión es de 7.234 Km2, territorio exiguo si lo comparamos con los 41.634, o los 87.268 de Andalucía, algo menor que Portugal. Con una lengua de origen desconocido, aunque haya muchas teorías sobre su procedencia, que hoy día se ha unificado de forma artificial para agrupar los distintos dialectos o mini hablas que se usaban en casa caserío que hacía que los de uno no entendiesen el lenguaje del de otro.
Bien podemos dedicarle un tiempo a la prosperidad de estas dos regiones que, si han llegado a ser importantes, ha sido en detrimento del resto de las hispanas, así tenemos que los primeros Altos hornos fundados en España se ubicaban en Marbella, después de que se encontrase el yacimiento de hierro de Ojén. Entre agosto y septiembre de 1826 las ferrerías, llamadas La Concepción, o de Arriba y El Ángel o de Abajo.
Entrambas se llegó a fabricar el 75% del hierro que se fundía en España, que posteriormente se afinaba en la ferrería La Constancia de Málaga.
Los de Vizcaya nacieron en 1902, o sea, 76 años después de los malagueños, tras la fusión de varias pequeñas empresas siderometalúrgicas de Vizcaya ubicadas en Baracaldo y Sestao, denominadas Altos Hornos de Bilbao, la Vizcaya, y La Iberia, una hojalatería dependiente de La Vizcaya con objetivo de mantener su estatus de empresas importantes. ¿Por qué los primeros no prosperaron y los segundos sí, aun llevando tantos años de retraso? Simplemente por el proteccionismos con el que todos los gobiernos los han favorecido. Ciertamente ayudó mucho a ello la importación de tecnología británica y estadounidense, como la eliminación de otras pequeñas empresas para monopolizar el sector y el cuidado que se tuvo durante la Guerra incivil para que ninguna de ellas fuese dañada, por lo que gozaron de un proteccionismo especial. También ayudaron a ello las exportaciones que tanto las favorecieron durante la Primera Guerra mundial, así como la política autárquica y proteccionista que tanto la favorecieron durante el franquismo.
¿A qué nos aboca esto? A que las siderurgias vascas prosperaron por la permisión de intereses políticos ya que a los lactantes vascos no se les podía retirar la teta de la boca para que no alterasen el orden con sus lloriqueos.
Dediquemos ahora aunque sea un breve espacio a la tan cacareada prosperidad de Cataluña. Las primeras manufacturas de indianas y lienzos estampados aparecieron en Barcelona durante el primer tercio de siglo XVIII, en los años 1720 y 1730, al abrigo de la política proteccionista propia del mercantilismo colbertista borbónico, con medidas tales como prohibir la entrada de géneros extranjeros y asignar subsidios a la importación del algodón y de otras materias primas.
Bueno, pues ese proteccionismo, nacido a principios del siglo XVIII continúa activo después de más de tres siglos de su iniciación y ha sido Cataluña el punto de destino de la mayor parte de la producción algodonera de España en contra de las regiones en las que se producía, por ejemplo Andalucía. Se cuenta que el ministro franquista Rafael Cabello de Alba y Gracia, tuvo la malhadada idea de decir en voz alta lo que pensaba, o sea, que Andalucía podría ser por su potencial económico y abundancia de bienes la locomotora de España, si no se enviasen estos a Cataluña y a las Vascongadas. Parece ser que tuvo serios problemas por estas manifestaciones.
Sí es cierto que en Priego de Córdoba, Baena, Villa del Río, y otros tantos pueblos de Córdoba, sin hablar del resto de localidades hispanas, hubo grandes fábricas textiles que desaparecieron en beneficio de las catalanas. Eso le ha dado la potencia y fortaleza económica de la que hoy disfrutan, al igual que las Vascongada, en detrimento del resto de los demás territorios.
Podemos concluir en que los vascos y catalanes gozan hoy de las prosperidad de la que disfrutan, gracias a que no han dejado de lloriquear, como hacen los críos, para no dejar de chupar de la teta, aunque sus prebendas y beneficios perjudiquen al resto de los españoles.


.
 
Bookmark and Share

Comentarios

No existen comentarios para esta publicación
Deja un comentario

<< Volver a Opinión
BelmezConcurso de escaparates navideños en Belmez

Concurso de escaparates navideños en Belmez

El fallo del jurado se hará público el 23 de diciembre

El Ayuntamiento de Belmez ha convocado un concurso de escaparates navideños con el objetivo de promover la creatividad de los comerciantes para pres...

Votación

¿Consideras que el gobierno local debe actuar con mayor celeridad cuando se produce una agresión o actos contra las normas de convivencia?

Si
No

Realizar votación | Ver resultados
 

Directo a...

© INFOGUADIATO.COM | Tfno: 670 97 99 88 | digitalnavarro@gmail.com | 14200 · Peñarroya | Diseña y desarrolla Xperimenta