17 de enero de 2021 | Daniel Solano Sújar

Un trabajo de entrega era su objetivo siempre

Belmez lo llevó siempre en sus adentros

Un trabajo de entrega era su objetivo siempre
Un trabajo de entrega era su objetivo siempre
Hoy nos enteramos del triste fallecimiento de una gran persona, un hombre entregado junto con su querida mujer, a ese rincón blanco de su entrañable y querido siempre por ambos, ese BELMEZ que este matrimonio llevaban en lo mas profundo de su corazón.
Adolfo Ortega Navas, y su mujer ya también fallecida hace unos años, ECARNA SOLANO CÁCERES, formaban esa preciosa familia junto con sus hijos, llevaban ya muchos años de emigración, y sentía cada día ese lugar que ellos tanto añoraban, en esa ciudad Pegaso, de esta ciudad madrileña, se les conocía y su comportamiento siempre fue muy digno, Adolfo, era socio de nuestra GRAN FAMILIA BELMEZANA DE RESIDENTES EN MADRID, trabajo lo indecible por ese sentimiento que todos manifestábamos, y en esos años siempre tuvo ese momento, para estar junto con los suyos, cuando a lo largo de tu vida laboral y social, tu comportamiento es un claro ejemplo de convivencia, y siempre tenía esa palabra cariñosa y agradable para los demás, Adolfo era un persona cercana, y muy amante de sus raíces y costumbres, fue de esa hornada de personas que en los años sesenta tuvo que emigrar y buscar nuevos retos profesionales, y los encontró en esta ciudad de Madrid, Adolfo y su mujer, se aclimataron perfectamente y fueron ese claro ejemplo de querencia hacia nuestra tierra, su casa era la casa de todo belmezano y disfrutaba cuando acudíamos a verlo, ese vino, esa copa y esos manjares era lo que él siempre le gustaba dar, una persona sencillamente admirable, y entregado a su pueblo desde la distancia, un recuerdo a su tierra que siempre le dignificó como belmezano, y ahora en estos momentos duros de su irreparable pérdida, decirle a sus hijos, que siempre fue un placer el haber tenido esa gran oportunidad de conocer a sus padres, ellos fueron parte muy importante en la vida de esta sociedad, y desde esta familia belmezana os damos nuestras mas sinceras condolencias, ante el óbito de vuestro querido padre.

Adolfo Ortega Nava y Encarna Solano Cáceres, fueron ese ejemplo de cómo hay que querer a nuestro pueblo y su casa siempre fue esa casa donde todo el mundo tuvo su sitio. D.E.P.


 
Bookmark and Share

Comentarios

Daniel Solano Sujar
17-01-2021 23:06:26
Donde pongo el pésame a sus hijos, Adolfo tuvo uno que fallecio muy joven, pero siempre tuvo a sus s...
 
Ampliar comentarios | Deja un comentario

<< Volver a Daniel Solano Sújar
Cuando la calidad es sinónimo de la humildad

Cuando la calidad es sinónimo de la humildad

El arte de conectar siempre en esa buena disposición hacia los demás

 
Felicia López de Lerma

Una educación y empatía que le hace ser esa gran persona

Siempre tiene ese momento para estar a lado de quien la necesite

 
Una sonrisa era presente en su vida

Una sonrisa era presente en su vida

El amor a la familia, le hacía ser esa persona muy necesaria

 
Desde el sentido de la responsabilidad

Desde el sentido de la responsabilidad

Esa lucha diaria que siempre dignificó su comportamiento

 
La educación, parte muy importante en su vida diaria

La educación, parte muy importante en su vida diaria

Ese anhelo de darle a su pueblo lo mejor de él

 
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 > >>
 

Directo a...

© INFOGUADIATO.COM | Tfno: 670 97 99 88 | digitalnavarro@gmail.com | 14200 · Peñarroya | Diseña y desarrolla Xperimenta