30 de abril de 2021 | Joaquín Rayego Gutiérrez

Ofrenda primaveral

- "Tengo dentro de un herbario/ una tarde disecada,/ lila, violeta y dorada./ Caprichos de solitario."

Ofrenda primaveral
Ofrenda primaveral
Hacia el solsticio de verano la naturaleza nos ofrece a manos llenas su ofrenda de flores, de llamativos colores y rítmicas armonías, " de olitas temblorosas, que fluyen y se alcanzan", como bien supo expresar el poeta en un breve, íntimo, y descriptivo pasaje:

- "La primavera besaba
suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.
Las nubes iban pasando
sobre el campo juvenil...
Yo vi en las hojas temblando
las frescas lluvias de abril".

En algunos aspectos puntuales la humanidad dio un gran paso de gigante a la busca de nuevos soles, y de rutilantes dioses en quienes confiar, y a quienes fiar su futuro; en otros, en cambio, el mundo en el que vivimos le sigue pareciendo al que mira una sucursal de aquellos grandes imperios que establecieron las bases de nuestra lengua, y de nuestra cultura.
¿Pues qué otra cosa son la Semana Santa, las romerías, las ferias, las procesiones, las flores a María, las cruces de mayo, los bailes,
canciones, y demás celebraciones primaverales..., sino variadas muestras de culto a los dioses, a los Genios - el espíritu del linaje, y de la familia- , a los Lares, los Manes, los Penates; a las fuerzas de la naturaleza y del submundo; y a otras tantas misteriosas, y ocultas energías?
Los combates en la arena del Circus Máximus, con heridas virtuales incluidas, los protagonizan actualmente los políticos, esclavos del poder, y prisioneros de sus gulags, entre desaforado griterío, y proclamas de "¡Leña al mono, que es de goma!"
Los creativos, y colaboradores - los ludiones, e histriones de antaño-, se afanan en convencer al personal a fuerza de consignas, y de eslóganes baldíos, tales como aquél de "pan y circo", o esos otros más modernos de la "Memoria Histórica Selectiva"; la educación en el polisexo, y sus halagos; el repetido mantra de "comunismo sí, fascismo no"; las bondades de Herodes; los inconvenientes de la autoridad paterna; el desprestigio de la familia; la urgencia vital de un cordón sanitario que proteja al ciudadano de las garras del rabudo, etc...
La alta burguesía catalana y vasca, mitad soldado, mitad monje, por su parte sería la representación literal de aquellos cristianos viejos, impulsores del martirio, y defensores forales de un único credo: " La pela es la pela"; pero incapaces de diálogar, o de reconocer las creencias de los romanos: de dar al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.
Al otro lado del televisor, los espectadores esperan que acaben las procesiones de flagelantes, tras un duro año de encierro, y que las aguas amainen, para darse un buen festín de familiares, y amigos...
Que qué otra cosa se podria esperar, que no sea que la pandemia del paro y el hambre, y la gran nube de langostas, inquisidores, y " bichos", no maltrate a nadie más, y menos aún a sus seres queridos; y que el buen tiempo les regale con alguna etérea alegría, tal como la inmediata reducción del número de figurantes, y sangradores de las arcas del Estado.
Olores florales, dinero y trabajo, amor y armonía, colores primaverales, la " Paz de Dios", y salud...
Es todo lo que el pueblo pide; y no regalos de un día, ni bombas fétidas, ni balas de fogueo, ni pistolas, ni mafiosos del juego sucio, ni profesionales del engaño, el escaqueo, y la mentira...

- "El casca- nueces vacías,
Colón de cien vanidades,
vive de supercherías
que vende como verdades".
 
Bookmark and Share

Comentarios

No existen comentarios para esta publicación
Deja un comentario

<< Volver a Joaquín Rayego Gutiérrez
Historias para no dormi

Historias para no dormir: El cuento de la buena pipa

─ “¡Las ventanas de la casa de enfrente!/ Cada una tiene su misterio, su carácter y su...

 
Autómatas

Autómatas

─ “Pasa la turba de arlequines, / escaramuces, / turlepines/ rebates y pantalones, / en un vértigo de confetis, serpentinas”

 
El corazón de las piedras

El corazón de las piedras

“En este país hay demasiado vicio y la gente se ha acostumbrado a la sopa boba”

 
De pirómanos y bomberos…

De pirómanos y bomberos…

─ “En Cai, en Cai en la calle de la Pelota número 24 se formó un fuego, y aquella noche...

 
Reflejos y luces

Reflejos y luces

Como nacido de una siesta en el atardecer del estío el pueblo se espeja en la cal de sus paredes,...

 
< 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 > >>
 

Directo a...

© INFOGUADIATO.COM | Tfno: 670 97 99 88 | digitalnavarro@gmail.com | 14200 · Peñarroya | Diseña y desarrolla Xperimenta