21 de febrero de 2014 | Infoguadiato

La Virgen de Luna regresa a Pozoblanco, con siete nuevos cofrades

La Virgen de Luna regresa a Pozoblanco
La Virgen de Luna regresa a Pozoblanco
Desde 1973 no se producía un acontecimiento similar para nuestra Cofradía. Debido al número no ampliable de cofrades, 110, respecto a otras hermandes, la incorporación de estos siete jóvenes cofrades se convierte en un acontecimiento reseñable para la larga historia de nuestra Cofradía.
“Con el ceremonial de tiempos pasados”. Ésta es la frase que reza en el encabezamiento de los distintos programas de actos que recogen la festividad de la Virgen de Luna, que regresará a Pozoblanco el próximo domingo cumpliendo una tradición que se repite cada año desde finales de la Edad Media. La romería de la Virgen de Luna, declarada de Interés Turístico, llevará al Santuario de la Jara a decenas de miles de personas para acompañar con la alegría propia de estas fiestas la sobria liturgia de esta conmemoración. Las ceremonias propias de la cita comienzan el jueves, con la salida del tambor de la hermandad, al que acompañan los niños por las calles en busca de los regalos que las familias de los cofrades realizan tras ver danzar a la chiquillería al son del tamborilero.
La Cofradía de la Virgen de Luna es de carácter militar, una reminiscencia que podría datar del siglo XVI según algunas tesis históricas. Sin embargo, y aunque durante toda la Edad Moderna hay documentación que atestigua la naturaleza de esta soldadesca, los estatutos autorizados por el obispado datan de 1877. Los hermanos, durante ese día, funcionan como una compañía al mando de un capitán. El escalafón de mandos se completa por un alférez abanderado, un sargento y dos cabos, uno de filas y otro de retaguardia. Se les diferencia por sus atributos de mando: el capitán porta bastón; el alférez, bandera; el sargento y el cabo de filas albarda o pica, y el cabo de retaguardia espadín. El resto va armado con la escopeta para salvas de, que se realizan en distintos momentos de la jornada de escolta a la Patrona. El componente militar y la tradición de esta cofradía da una imagen muy singular y atractiva a la romería.
La Virgen de Luna es una devoción compartida por Pozoblanco y por Villanueva de Córdoba, de ahí que la imagen distribuya su presencia en tres partes, cuatro meses en Pozoblanco, cuatro en Villanueva y el resto en el Santuario. Así, cada localidad tiene dos romerías, una de traída y otra llevada. La más celebrada en Pozoblanco es la de traída a la ciudad. La fecha es móvil y depende del calendario lunar por el que se rigen los cultos católicos. Pozoblanco debe recoger a la Virgen, el antiguamente denominado, Domingo de Sexagésima; es decir, dos domingos antes del Miércoles de Ceniza y trasladarla de vuelta a su ermita el Domingo de Pentecostés.
Sábado día 22. Entre el carro de la comida y el Pregón.
Una de las ceremonias más queridas por lo pozoalbenses es la salida del denominado carro de la comida. El sábado, día de antes de la romería, se recrea la tradicional salida de la intendencia de los hermanos hacia el santuario. Antaño salía un día antes para ir preparándolo todo y el ceremonial se ha conservado. Un carruaje tirado por una mula y acompañado por la escolta correspondiente dirigida por el Sargento, parte hacia la dehesa de La Jara. Son las primeras salvas de escopeta que se escuchan. El sábado por la tarde tiene lugar el pregón de la Virgen de Luna, que este año corre a cargo de Dña. Maria del Carmen Fernández Fernández, primera mujer que afronta en solitario este acto. Actuará en el pregón la Banda de Musica Municipal de Pozoblanco que estrenará una nueva marcha dedicada a la Virgen de Luna, y se agradecerá la colaboración a la autora del cartel de este año, Antonia Soriano Giménez.
Programa de actos Domingo día 23
A las 01.00 horas de la madrugada, Llamada a los Cofrades en sus domicilios por el Sargento, acompañado de Tamborilero y Ordenanza.
A las 08.00 horas, Reunión de la Cofradía en la Casa de la calle Santa Ana 25, donde, por el Sargento, se pasará lista y se nombrarán los servicios. Seguidamente y en formación se marchará al Domicilio del Alférez a recoger la Bandera. Desde el Ayuntamiento las Autoridades, acompañadas por varios hermanos cofrades al mando del Cabo de Filas se dirigirán al domicilio del Capitán.
A las 08.30 horas, Salida de la Capitanía la Cofradía formada con Bandera, se dirigirá a la Parroquia de Santa Catalina para pedir permiso a la autoridad eclesiástica y desde aquí se marchará al Santuario por el recorrido de costumbre.
A las 10,45 horas,
Procesión alrededor del Santuario y Ecuaristía Concelebrada. Presidida por el Rvdo. D. Pedro Fernández Olmo, Capellán de la Cofradía. En el ofertorio, Jura de Bandera de siete nuevos cofrades, algo extraordinario para esta cofradía y que no sucedía desde 1973, posteriormente, entrega de medalla de plata por 25 años de servicio activo a dos cofrades. Anima la Eucaristía el Coro Romero Voces de la Sierra.
A las 13.45 horas,
Comida de Hermandad de la Cofradía.
A las 15.00 horas,
Salida del Santuario de la Jara de la Bendita Imagen de la Virgen de Luna, a hombros de sus devotos, camino de Pozoblanco. En el “Pozo La Legua” parada en el “Altar Descansadero”
A las 18.45 horas (aproximadamente),
Llegada de la Santísima Virgen al Arroyo Hondo, donde será recibida por el Pueblo, Clero y Autoridades, procediéndose por el Sr. Alcalde a la imposición a la Sagrada Imagen, de las llaves de los Sagrarios de Villanueva de Córdoba y Pozoblanco, Salve cantada y ofrecimiento del típico hornazo por los niños pozoalbenses. En procesión acompañada por la Banda Municipal de Música, se dirigirá hacia el Excmo. Ayuntamiento, donde se hará entrega a Nuestra Patrona del Bastón de Alcaldesa Perpetua de la Ciudad por nuestra Primera Autoridad, con presencia del Ayuntamiento en pleno, haciéndose descarga de Honor. A la llegada Santa Misa.
Lunes día 24, FIESTA LOCAL
A las 10.45 horas, Reunión de la Cofradía en el domicilio del Capitán, para salir en formación con Bandera a la Parroquia de Santa Catalina.
A las 11.00 horas,
Procesión , se celebrará el XI Concurso de Calles Engalanadas. Al término de la Procesión Solemne Eucaristía Concelebrada, Primer Día de Novena.
Nuevas normas de mayordomía
.Una de las novedades más importante de este año es la nueva organización del entorno del Santuario de la Jara para la romería, realizada por el Mayordomo D. Joaquín Dominguez. La explanada de la Ermita quedará libre de puestos de venta y disponible para la libre circulación de los romeros. Por otra parte, se ha prohibido la instalación de carpas y discocasetas.
Un entorno natural único.
El Santuario de la Virgen de Luna se ubica en la Dehesa de la Jara, un denso encinar con una vasta historia. Tras la conquista del norte de Córdoba a los musulmanes, la mayor parte de los asentamientos poblaciones de Los Pedroches quedaron muy mermados de población. Las repoblaciones realizadas durante finales del siglo XIV y a principios del siglo XV suponen el nacimiento de nuevas poblaciones o la revitalización de las ya existentes. La extensión del territorio consolida una explotación comunal de la mayor parte de las dehesas, entre las que destaca la Dehesa de la Jara, que llegó a tener cerca de 45.000 fanegas, unas 30.000 hectáreas. Esta gran finca estaba dividida en quintos, unas 500 fanegas, y su explotación se pactaba entre los alcaldes y mayordomos de las Siete Villas de Los Pedroches, que son Pedroche, Torremilano (Dos Torres), Torrecampo, Pozoblanco, Villanueva de Córdoba, Alcaracejos y Añora. El Santuario de la Virgen de Luna está en el corazón de la citada dehesa y se ubica en el denominado quinto de Navarredonda, un enclave desde que el que se divisa toda la inmensidad de la mancha de encinar de este sector Los Pedroches, la dehesa continua más extensa del mundo. En el entorno del santuario de la Jara hay vestigios de asentamientos humanos desde la Prehistoria, de hecho, los historiadores no descartan que este enclave sea lugar de cultor desde antes de la dominación romana. Se ha especulado mucho sobre la titularidad compartida de la devoción de la Virgen de Luna por parte de los habitantes de las Siete Villas, pues el santuario se ubica en un territorio que fue propiedad comunal hasta mediados el siglo XIX. La leyenda reduce después la titularidad a tres poblaciones, que además son las más cercanas al santuario: Pedroche, Pozoblanco y Villanueva. Pero es la misma leyenda la que plantea que Pedroche perdió la prerrogativa del culto a la Virgen de Luna porque un año no cumplió con sus obligaciones. Sin embargo, no hay constancia fehaciente de este hecho. Al final, las dos poblaciones más cercanas y las más pobladas de la comarca son las que mantienen con mucha fuerza la devoción a una imagen, a una historia y a una tradición que se desarrolla con el ceremonial de tiempos pasados en una paisaje de leyenda.
 
Bookmark and Share

Galer�a:

La Virgen de Luna regresa a Pozoblanco La Virgen de Luna regresa a Pozoblanco 

Comentarios

No existen comentarios para esta publicación
Deja un comentario

<< Volver a Zona Norte
BelmezEl belmezano Juan Antonio García consigue el bronce en el Mundial de Croacia

El belmezano Juan Antonio García consigue el bronce en el Mundial de Croacia

Juan Antonio ha competido en Foso Olímpico en pareja mixta

Los Júnior Juan Antonio García y Paula Morcillo pasan por encima del potente equipo mixto chino y estrenan el medallero de nuestro país en el Mundial...

Votación

¿Crees necesaria la semi peatonalización de las calle José Simón de Lillo, Miguel Vigara y Constitución?

Si
No

Realizar votación | Ver resultados
 

Directo a...

© INFOGUADIATO.COM | Tfno: 670 97 99 88 | digitalnavarro@gmail.com | 14200 - Peñarroya | Diseña y desarrolla Xperimenta