13 de marzo de 2024

EL SEÑOR MADRID EN MADRID O EL SURREALISMO POLÍTICO

 

Sr Diputado del PP por Córdoba:

De temeridad, como usted califica a las personas que acudimos los días cinco al siete de marzo a Bruselas, para denunciar la Contaminación del agua de La Colada y la inacción de la Junta o Diputación en el tema del agua o la del gobierno misma y la situación que viven las comarcas del Guadiato y los Pedroches, que, desde hace prácticamente un año, nos vemos obligados a recoger el agua potable de cubas. Creemos que ese calificativo, no es justo, más bien el de responsabilidad, la que les ha faltado a ustedes hasta la fecha, de cara a los andaluces y andaluzas de esta tierra.

La temeridad en las acciones, señor diputado, es aquello que se caracteriza por la falta de fundamento de las mismas o actuando de mala fe.

Y evidentemente este no es el caso, no es el caso de IU, que lleva denunciando el tema del agua, tanto de la inminente sequía de Sierra Boyera, como de las plausible y cierta contaminación del agua de La Colada, desde hace un par de años y la situación de las poblaciones del norte de Córdoba.

Usted falta clamorosamente a la verdad, cuando expone que no hay agua tóxica en el territorio y que vamos pregonando, que nadie venga a nuestra tierra y que todo lo que aquí se produce es peligroso.

Lo calificaríamos de Maquiavélico, sr Diputado, lector del Principe, pues en sus declaraciones, muestra las principales cualidades de un político al cual, solo le interesa el poder o conservarlo, simulando, fingiendo y engañando, como bien se explica en dicha obra.

Así lo demuestra, en sus declaraciones donde hay más emoción que razón, con referencia al miedo o a la sorpresa, algunas veces retóricas, en una escena, permítanos que, estudiada y dirigida en un marketing político, más calado que “un paraguas de seis reales”.

Sr Diputado, dice usted: “El agua que llega a nuestros grifos solamente no cumple un parámetro que impide su calificación como potable”.

Hay, como usted bien sabe, o no, análisis y evidencias científicas que denuncian la proliferación de algas y cianobacterias, consecuencia de LOS VERTIDOS CONTAMINANTES, por nitratos, fosfatos y purines, al igual que las analíticas, que se hacen en el agua de La Colada, donde se recogen contaminación por arsénico o plaguicidas y que tiene que ver con los vertidos de agua contaminada y con la contaminación de suelos y acuíferos.

Sr diputado ¿las toneladas de peces muertos no son suficientes para constatar esa toxicidad?

Sr diputado ¿las algas que proliferan en torno a esa agua, no son causa de la contaminación de esta, por los vertidos incontrolados, o son algas alienígenas que nos vienen del espacio exterior?

¿Por qué prohibieron el agua en La Colada si no era tóxica?

No vemos la misma voluntad por parte de su partido, que en el caso Doñana, donde ustedes “aligeraron el paso”, por el temor de la pérdida de subvenciones europeas.

Esa Comisión europea, donde usted dice, que Izquierda Unida fue a sembrar el pánico, es la misma que comparte nuestro diagnóstico sobre la gravedad de la contaminación de La Colada y la que se ha comprometido a verificar y evaluar de forma inmediata los informes sobre la situación de esta contaminación.

Ay, sr Diputado. Nos acusa de mentirosos y de falsos, de no defender los alimentos de nuestra tierra. Eso lo está diciendo usted, haciéndole flaco favor a esta industria.

Desde IU, estamos tratando de buscar soluciones, para que esto no ocurra, para que nadie mire mal al sector.

Otra cosa diferente es que nos callemos ante la inacción de las Administraciones, mientras los vecinos y vecinas de las dos Comarcas, lo sufren, mientras nuestros hijos se bañan en esa agua o mientras nuestros abuelos le cuesta un mundo ir a una cuba diariamente y mientras usted disfruta de un agua de garantías en Madrid.

¿Cómo vamos a garantizar la potabilidad del agua con rock duro o esperando a que llueva más, para mezclar el agua de los dos pantanos?

Nunca vamos a tener la calidad de agua de la que disfrutábamos. Decía un amigo que, si mezclamos aceite de oliva con el de girasol, hemos perdido el aceite de oliva.

Dice usted en su “panegírico” del día 7 que “la ley de aguas deja claro, que la administración competente y por tanto responsable de garantizar agua de calidad en la cuenca del Guadalquivir es el gobierno de España”.

Sr Diputado, la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, nos dice, en cuanto a la calidad de las aguas. Que la vigilancia de la calidad del medio hídrico y el control de los vertidos de dominio público marítimo- terrestre le corresponde. Al igual que la calidad de las aguas superficiales continentales, la calidad de las aguas de transición y costeras, la calidad de las aguas subterráneas y el control de los vertidos.

Es decir, competencia de la Junta de Andalucía o ¿es que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, está en la Comunidad de Madrid?

Sr Diputado, ya sabemos que usted como buen gurú del surrealismo donde se maneja entre elementos oníricos e irracionales, en esos universos propios donde su partido deja al subconsciente, trabajando, pensará que somos idiotas, porque como decía Bretón:

“El hombre que no puede visualizar un caballo al galope sobre un tomate es un idiota”

Sr Madrid, antes de decirle adiós, decirle, aunque usted no llegue a entenderlo, que todavía hay grupos políticos como el de Izquierda Unida, que anteponen la salud de todos y todas, antes que los intereses económicos de unos pocos.

Salud.

 

 

Izquierda Unida Peñarroya

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reprochip
Taberna la latina
Cereales y piensos
Opicalia Peñarroya
Farmacia valle del guadiato
Proasa
Taberna la latina
Taberna la latina

Últimas noticias

Inside
Herminia Marcado
Frutas Isabel
Share This