30 de agosto de 2023

El Cabril: El abismo de empleo y la fuga de población en comarcas colindantes

El Cabril
El Cabril, un almacenamiento de residuos radiactivos en la Sierra Albarrana de Hornachuelos, ha sido noticia recientemente por razones que los habitantes de pueblos colindantes jamás habrían deseado. Esta zona, que durante años ha vivido en la sombra de una presencia incómoda, está ahora lidiando con las consecuencias de ser el destino de más de 4,000 toneladas de residuos radioactivos procedentes del desmantelamiento de la primera gran central nuclear de España, la de Santa María de Garoña en Burgos. Esta situación no solo plantea preocupaciones sobre la seguridad y el medio ambiente, sino que también arroja una sombra opaca sobre la economía y la población de estos pueblos.

La Carga Radioactiva de Garoña

El Consejo de Seguridad Nuclear ha autorizado a Enresa, la empresa de residuos nucleares de España, para llevar a cabo el desmantelamiento de la central de Garoña. Este proceso generará miles de toneladas de residuos radioactivos de (media y baja intensidad) y ¿tenemos que creerles? La mayoría de estos residuos se trasladarán al Cabril en la provincia de Córdoba durante los próximos tres años, y algunos de los residuos más peligrosos se almacenarán temporalmente en la propia central nuclear de Garoña. ¿Quién se cree que no vendrán al Cabril estos residuos más peligrosos?

El Cabril: El Receptor de la Carga Tóxica

El Cabril no es ajeno a la carga tóxica que representan los residuos radioactivos. Ya alberga los restos llamados “de baja y media intensidad” de otras centrales nucleares, como Vandellós I y José Cabrera. Si bien esto puede considerarse como una contribución a la gestión responsable de los residuos nucleares, la acumulación de estas sustancias peligrosas en una sola región no puede pasarse por alto. La llegada de los residuos de Garoña podría ser solo el comienzo, ya que varias centrales nucleares en España se acercan al final de su vida útil y podrían seguir enviando toneladas de residuos a El Cabril en los próximos años.

El Peligro del Transporte por Carretera

El traslado de estas sustancias tóxicas por carretera representa un peligro latente para la población. La ruta que llevará los residuos radioactivos desde Garoña hasta El Cabril cruza áreas densamente pobladas y atraviesa numerosos núcleos urbanos. Aunque se toman precauciones extremas, la posibilidad de accidentes en carretera es una preocupación constante. La exposición a sustancias radioactivas en caso de un incidente sería catastrófica, y esta amenaza se cierne sobre las comunidades a lo largo de la ruta de transporte.

Falta de Inversiones Estables en el Valle del Guadiato

El problema no se limita a los riesgos asociados con la llegada de residuos radioactivos a El Cabril. La falta de inversiones estables en el Valle del Guadiato, la región colindante, es un problema que ha persistido durante demasiado tiempo. Esta área ha sido históricamente marginada, y la llegada de los residuos de Garoña solo agudiza la necesidad de atención y desarrollo económico.

Escasez de Agua Potable y Potencia Eléctrica

Además de la gestión de residuos nucleares, el Valle del Guadiato enfrenta otros desafíos críticos. La falta de agua potable es una realidad que afecta la calidad de vida de sus habitantes. Asimismo, la insuficiente capacidad eléctrica limita la instalación de nuevas empresas y el crecimiento económico de la región. Sin acceso a una fuente confiable de energía y agua, el atractivo de establecer negocios en el área disminuye, lo que afecta aún más a la economía local y el empleo.

La Necesidad de Infraestructura

La construcción de una autovía es una demanda largamente esperada por los residentes del Valle del Guadiato. Esta infraestructura no solo mejoraría la conectividad y la movilidad, sino que también atraería inversores y fomentaría el desarrollo económico. Sin embargo, las promesas de inversión a menudo se quedan en la publicidad y las fotos de gobernantes, sin resultados tangibles.

El Cabril y el Valle del Guadiato enfrentan una serie de desafíos críticos que van más allá de la gestión de residuos nucleares. El peligro asociado al transporte de sustancias tóxicas es real, y la falta de inversiones estables en la región, junto con la necesidad de agua potable, potencia eléctrica, una autovía y proyectos de desarrollo, exige una respuesta inmediata de las autoridades. Es esencial que se aborden estos problemas de manera integral para proteger la seguridad, la economía y la calidad de vida de los habitantes del Valle del Guadiato.

 

4 Comentarios

  1. Fernanda Gonzalez

    Luego aquí puede estar casi con toda seguridad la no conexión del enbalse de puente nuevo con el sierra boyera desde hace ya casi cuarenta años .la falta de enrgía eléctrica para el desarrollo de las comarcas colindantes a éste estercolero de basura por la que toda Anadalucía entera debería manifestar su completo y absoluto rechazo.A los que nos toca todo ésto es a todas y todos los andaluces ,más de cerca a las Comarcas del Guadiato, Los Pedroches ,Extremadura etc… Todo ésto da que pensar del por qué han sucedido y suceden ciertas cosas entre ellas el enorme castigo de Comarcas que lo han dado todo y lo siguen dando,como son éstas dos Comarcas mencionadas. De verdad que da que pensar de como nos tragamos toda la mierda de residuos nucleares aún sabiendo que va en contra de la voluntad absoluta de todos los ciudadanos ,de miles y miles de ciudadanos que rechazan frontalmente éste tipo de estercoleros nucleares

    Responder
  2. Antonio Higuera

    Totalmente de acuerdo con lo dicho. Es más, añadiría que si el peligro no es para tanto, según inculcan desde El Cabril a todos los que lo hemos visitado en algún momento, deberían ayudar a la zona, a las comarcas colindantes entre incluimos el Valle del Guadiato, a generar empleo como hacen en otros paises como Francia con almacenamientos similares al nuestro, cayando bocas y evitando así lo que todos sospechamos cuando vemos las travas y las zancadillas que nos ponen al Valle del Guadiato para cualquier cosa que huela a progreso, que lo único que desean es ver alrededor de El Cabril una zona lo más despoblada posible, para así seguir haciendo lo que quieran sin ningún tipo de oposioción.
    No voy a pedir que lo cierren, porque eso por desgracia lo tenemos ahí por los siglos de los siglos, pero si deberíamos exigir que de alguna forma aporte su influencia para que en esta zona se genere empleo duradero, se mejoren las comunicaciones y se actualicen y mejoren las infraestructuras de todo tipo tan necesarias en nuestra comarca.

    Responder
  3. Eulalia

    Para esto setendria que levanta toda la Comarca y Andalucia entera para que desalojasen y desmantelasen éste tipo de instalaciones que no aportan nada a nuestra tierra,pero para eso hace falta tener hue— como hacen en otras comunidades autónomas que no quiero mencionar pero que todos sabemos

    Responder
  4. Sebastian

    España el pais del mundo que producirá más insectos 100.000 TONELADAS anuales,convirtiéndose así en la mayor granja de insectos del mundo.Polvo de grillo y harina de gusano.Las granjas de éste tipo se está extendiendo cada vez más por nuestra geografia española habiendo actualmente unas 37 instalaciones y subiendo ..Será en Salamanca para el próximo año 2024.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reprochip
Cereales y piensos
Opicalia Peñarroya
Farmacia valle del guadiato
Proasa
Taberna la latina

Últimas noticias

Inside
Herminia Marcado
Frutas Isabel
Share This