4 de julio de 2024

POLÍTICA, COMPROMISO Y DIGNIDAD

Cuando la dignidad y la fidelidad a los compromisos contraídos desaparecen de la política, el desarrollo justo y armónico de la sociedad se pone en grave peligro

 

Los ciudadanos asistimos estupefactos, con demasiada frecuencia, a espectáculos decepcionantes de nuestros políticos, que conducen a decepción y alejamiento de los ciudadanos. Quizá estamos asistiendo en nuestra sociedad a la ruptura de principios sagrados y fundamentales a los que todos, políticos y ciudadanos, debemos ajustar nuestro actuar. Quizá rompemos, unos y otros, la correspondencia responsable entre Política, Compromiso y Dignidad humana. Esto es grave, con consecuencias fatales.

Si somos observadores, comprobaremos que en tiempo de elecciones se realizan, por algunos políticos, jugadas sorprendentes é inesperadas que nos inducen a preguntarnos qué persigue ese candidato con esa forma de actuar. Pongamos un ejemplo en el que, pienso, todos estaremos de acuerdo. Elecciones municipales.

Para encabezar la lista como candidato a la alcaldía en cualquiera de nuestros pueblos, el candidato ha de ser refrendado, en primer lugar, por la agrupación local política del Partido al que pertenece, es decir, necesita la mayoría de los votos de los militantes. ¿Cómo garantizar su candidatura?, muy fácil, si tiene dudas, incorporando a última hora como militantes a personas cercanas a él, familiares, amigos o personas obligadas, que le aseguren con su voto la mayoría suficiente para ser candidato oficial. Aunque para ello deba incorporar como militantes de su Partido a personas que nunca hayan militado en el mismo ‘. Incluso en su desesperación, llega a ofrecer puestos prominentes en la candidatura a personas que puedan aportar votos. Increíble, pero cierto. ¿Es legal que lo hagan?, por descontado que sí; ¿es ético?, de ninguna manera En determinados casos, esta actitud llega a ser, incluso, DIGNA DE APLAUSO, CUANDO SE PRETENDE ELIMINAR DE LA VIDA POLÍTICA A CANDIDATOS QUE SE PREOCUPAN MÁS POR SUS INTERESES PERSONALES QUE POR EL INTERÉS COMÚN DE LOS CIUDADANOS. Estos candidatos que actúan de esta forma, suelen ser personas sin ideología propia y egoístas, que anteponen sus intereses personales a los del Bien Común. y que están muy lejos de vivir la correlación entre POLÍTICA, COMPROMISO Y DIGNIDAD. Aclaremos estos conceptos.

La CIENCIA POLÍTICA es una rama de las ciencias sociales, cuyo objeto es el estudio de la gobernación de un Estado, de una región o de un municipio, garantizando con su actividad el Bien Común y resolviendo los problemas que plantea la convivencia colectiva de una sociedad compuesta por personas libres. Por otro lado, la Ciencia Política abarca la profundización en el “Arte de la Negociación” para encontrar puntos en común con los intereses de otras personas o Partidos, buscando unidos la consecución final del Bien Común. Resumiendo, decir que “PARA BIEN GOBERNAR” se requiere una capacidad casi infinita de DIÁLOGO. ¿Nuestro alcalde ha demostrado esa capacidad? A los hechos me remito, la cantidad de palabras despreciativas hacia otros miembros de diferentes partidos.

EL COMPROMISO, del latín “compromissum”, hace referencia a la obligación de cumplir el acuerdo contraído entre personas o grupos, bien sea con documento firmado donde se recojan los acuerdos, bien sea con idéntica obligación a cumplir la “palabra dada”. Cuando alguien “se compromete”, adquiere una obligación moral seria de cumplimiento de las promesas ofrecidas, de tal manera que quien no cumple lo prometido pierde toda credibilidad.

LA DIGNIDAD, del latín “dignitas” (se traduce por “EXCELENCIA, GRANDEZA”). Se dice de la persona a la que todos admiran por su integridad, fidelidad a los principios éticos morales, cumplidor de todos sus compromisos, y por su actuar intachable. De tal magnitud se valora la “dignidad” de una persona, que incluso la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 1ª afirma que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. ¿Qué dignidad puede tener el político que nos engaña, que nos usa para conseguir sus intereses personales, que no cumple sus promesas o que no respeta nuestra dignidad humana? ¿Nuestro alcalde ha cumplido el programa con el que se presentó?, ¿ha pedido disculpas por sus errores?

Todo alcalde debe entender la POLÍTICA como SERVICIO, el COMPROMISO como OBLIGACIÓN personal contraída con la comunidad mediante el programa que nos presenta de gobierno, y la DIGNIDAD como valor inherente al ser humano, es decir, que viva y actúe con un profundo sentido moral, responsable y ético, sin engaños, buscando el BIEN COMÚN y aparcando sus intereses personales. El gran Filósofo Immanuel Kant ya afirmaba que “mediante la mentira, el hombre aniquila su dignidad como hombre.

LA PERSONA QUE NO REUNE ESTAS CUALIDADES, NO DEBE OCUPAR EL SILLÓN DE UNA ALCALDÍA, Y DEBERÍA DIMITIR.

 

Carlos Serrano

 

 

 

 

 

3 Comentarios

  1. Carlos Álvarez Gomez

    Un buen artículo, es fiel reflejo de la realidad, hay un refrán que dice lo siguiente, DETRÁS VENDRÁ, QUIEN BUENO TE HARÁ.
    los políticos de hoy en día, no son conscientes del trabajo que nos cuesta a los ciudadanos ganar el dinero para pagar los impuestos tan caros que tenemos y que nos han puesto los políticos de turnó, yo creo que muchos de ellos no saben el trabajo que les cuesta a los ciudadanos ganar el dinero, para pagarles el sueldo y los gastos de representación a los políticos, un alcalde de turno, no debe de ponerse un sueldo desorbitado, ni tampoco es presuntamente etico que libere a un concejal con un buen sueldo, y digo de turno porque cada día la mayoría de los ciudadanos, se sienten presuntamente engañados y muy defraudados.
    El distrito de Peñarroya, está de pena, numerosos baches, perro y gatos sueltos, cacas de perros por la aceras y calles, aceras intransitables, infinidades de barreras arquitectonicas, falta de señales y un sin fin de muchas más cosas.

    Responder
  2. Antonio Rayego

    Sorprendentemente ya tengo 60 años, lo que quiere decir que viví la llamada Transición en España, y por lo tanto recuerdo que los diputados de aquella época asistían al congreso con traje y corbata, se llamaban señorias unos a otros, y desde luego brillaban por su ausencia los insultos y las descalificaciones tan habituales hoy en dia, digo esto, porque parece que se ha olvidado, pero los políticos son o deberían ser un ejemplo para los ciudadanos que les votamos, y si no es así, entonces es que los ciudadanos nos hemos equivocado al votarles.

    Durante la transición, los ciudadanos pudimos disfrutar de unos políticos de verdad, hombres de estado, que tanta falta hacen en la actualidad. Ellos, con sus acuerdos y la habilidad de perdonar y olvidar el pasado de los contrarios consiguieron llevar a este país, España, al estado político más parecido a la democracia del que ha disfrutado este país. Todavía recuerdo a D. Manuel Gutierrez Mellado enfrentándose a Tejero en el congreso, a D. Santiago Carrillo fumando en su escaño, y todos los demás agachados, bajo la presión de los golpistas, para mí, la actuación del General D. Manuel Gutierrez Mellado fué memorable, eso es valentía, y así se obtiene el honor. Eso son hombres de honor, que buscan el bien común de todos los españoles, incluso a pesar de su integridad física. Después del golpe, todos estos mismos políticos siquieron trabajando para que tuvieramos una democracia, y vaya si lo consiguieron. Entre todos, con mucho tacto, porque en aquella época convulsa, en cualquier momento los más exaltados de los seguidores de la dictadura anterior podían volver a liarla parda. De este logro hubo muchos responsables, de entre ellos personalmente destaco a su majestad el Rey Juan Carlos, y a D. Adolfo Suárez, Presidente del Gobierno.

    No concibo a Suárez pactando con independentistas, ni con antiguos terroristas para permanecer en el Poder. Felipe González perdió las elecciones por un voto, y se fué.

    Ahora, nos quieren imponer hasta una forma de hablar, y si no la sigues, te sales de la foto.

    Tendrían que aprender los políticos actuales de aquellos a los que me he referido, empezar a gobernar por consenso y no por decreto, porque si aqui se hace sólo lo que digo yo, se puede decir que estamos en democracia, pero mi forma de gobierno se acerca a la forma en la que se gobierna en una dictadura. Escuchar las críticas constructivas y dialogar, siguen siendo dos de las muchas asignaturas pendientes de nuestros políticos actuales.

    Ojalá que sepan rectificar y lo hagan, por el bien de todos.

    Y por cierto, mis felicitaciones a los concejales del PP de mi pueblo, por el saber estar y la corrección que he visto durante los plenos que he visionado, sigan así dando clase de educación, respeto y saber estar, y mis felicitaciones a Mayte Sedano. No permita que le impongan nada.

    Responder
    • Mayte

      Muchísimas gracias por su comentario, estoy totalmente de acuerdo con su reflexión, si Adolfo Suárez levantara la cabeza…. y en cuanto a Felipe González si ha tenido la oportunidad de escucharle últimamente sabrá que sigue siendo un político de la cabeza a los pies que pena por lo que ha sido del PSOE, y sí, soy del PP, pero al César lo que es del César.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reprochip
Cereales y piensos
Opicalia Peñarroya
Farmacia valle del guadiato
Proasa
Taberna la latina

Últimas noticias

Inside
Herminia Marcado
Frutas Isabel
Share This